Clicca per galleriaClicca per galleriaClicca per galleriaClicca per galleriaClicca per galleriaClicca per galleriaClicca per galleriaClicca per galleriaClicca per galleriaClicca per galleriaClicca per galleriaClicca per galleriaClicca per galleriaClicca per galleriaClicca per galleriaClicca per galleriaClicca per galleriaClicca per galleriaClicca per galleria

Panarea

es la isla más pequeña y menos elevada de las Eolias (Timpone del Corvo, la mayor elevación, alcanza los 421 metros) .
Con Basiluzzo, Spinazzola, Lisca Bianca, Dattilo, Bottaro, Lisca Nera, los Panarelli y las Formiche forma un pequeño archipiélago más o menos a mitad de camino entre Lipari y Estrómboli.
La mancha mediterránea de Panarea es generosa de higos turcos, agaves, retamas, alcaparras y numerosas plantas de olivos centenarios.

Las aguas cristalinas poseen tonalidades infinitas de color.
El lugar más atractivo de la isla es la bahía exclusiva de Cala Junco, extrema punta sur de Panarea, playa pintoresca encerrada entre paredes originadas por lava incandescente; en lo alto la aldea prehistórica

La población se concentra en tres barrios: San Pietro, Ditella y Drautto.
La calle principal que atraviesa la isla de norte a sur, imposible de recorrer en coche, serpentea entre las casas ofreciendo espléndidos recortes panorámicos, entre ellos las escolleras anteriores y Estrómboli.

Está prohibido acampar en la isla.

A través de senderos y muladares, señalados por arbustos de lentisco, alcaparras y arrayanes, se llega a Timpone del Corvo, de cuya cúspide se disfruta un panorama sin par sobre todo el archipiélago eoliano.

Pequeñas embarcaciones a motor pueden ser alquiladas directamente a los pescadores de la isla, para así explorar la estupenda bahía de Cala Junco y los islotes del pequeño archipiélago. Una pequeña playa de arena puede alcanzarse caminando (20 minutos de camino desde el puerto) o haciendo uso de los servicios Ape-taxi eléctricos.

NO hay bancos, solo 2 cajeros automáticos, se recomienda de todos modos, y durante la temporada alta, llevar dinero en efectivo para gastos menores.